La nueva moda universitaria

Si se trata de pasar toda la noche estudiando, el café con Coca Cola hace rato que pasó al olvido. Hoy los estudiantes recurren a los avances de la medicina para afrontar sus exámenes. Acá podrás conocerlos.

La tecnología ha ayudado a hacer la vida más fácil a las nuevas generaciones de estudiantes. Las fotocopias, el correo electrónico e Internet son quizá las muestras más evidentes de ello. Pero hay otras áreas donde también estamos recibiendo ayuda extra.

Una de ellas es la farmacéutica: hoy existen pastillas que ayudan a nuestro cerebro a funcionar más rápido o a aguantar más tiempo funcionando.
Son lo que algunos llaman “anabólicos cerebrales”, fármacos creados para problemas de salud específicos y que son usados por gente sana con otros fines. La idea básica es mejorar la capacidad intelectual. Según la última encuesta del Conace, el 11% de los estudiantes de educación superior reconoce haber usado alguna de estas píldoras de ayuda.
Uno de ellos es Óscar Llévenes, estudiante de Ingeniería Comercial de la Universidad Andrés Bello. Óscar asegura ocupar fármacos para rendir mejor, a pesar de que le va bien en los estudios y casi no tiene ramos reprobados.
“Un amigo me dio el dato de un remedio que se llama Mentix. Me aseguró que iba a poder estudiar toda la materia en un día y sin problemas. Funcionó perfecto: aprendí todo súper rápido, sentía que mi cerebro funcionaba mejor. El problema fue que en la noche no pude dormir”, explica Óscar.
Eso sí, Llévenes nunca se ha atrevido a mezclar el Mentix con alcohol porque le da miedo, pero conoce gente que lo hace para poder carretear sin parar. “Algunos llegan a tomar hasta dos patillas al día”, agrega.
Mentix es el nombre comercial del modafinilo y se vende sin receta retenida en todas las farmacias del país. Cuesta 18 mil pesos las 30 pastillas. Este fármaco es un estimulante del sistema nervioso central y se utiliza para combatir la narcolepsia (exceso de sueño).
Para Óscar fue como descubrir el secreto del éxito: pudo estudiar toda la materia en un día y sacarse un 5,2. “He tomado Mentix muchas veces y siempre me ha dado buenos resultados”, asegura.
La opinión de un experto, consultamos a Tomás Mesa, neurólogo de la Universidad Católica, quien nos dijo que “el uso del Mentix sin regulación médica quita el sueño, por lo que desordena el reposo normal del organismo. Esto provoca alteración de la memoria, dolor físico e incluso pérdida de conciencia”.
El doctor asegura que para quienes lo consumen sin supervisión es muy peligroso, porque al provocar pérdida de conciencia es fácil que se produzca un accidente grave.
“Lo que hacen los chiquillos es que carretean hasta tarde y al otro día se toman un Mentix. Esto hace que disminuyan las horas de sueño, con lo que se desordena el reposo normal del organismo, provocando otras alteraciones como insomnio, molestias corporales y alteración de la memoria. Si no se reposa, se ve afectado todo el cuerpo”, advierte Mesa.
La posición del neurólogo es que “este tipo de remedios se tiene que vender con receta, porque la ciudadanía abusa de sus efectos y su consumo indiscriminado afecta al cuerpo de manera irreversible”.
Existen otras opciones
David Villena, estudiante de Ingeniería Comercial de la Universidad Gabriela Mistral, optó por el Ritalín, un fármaco que se vende con receta retenida, pero que en el mercado negro no es difícil de encontrar.
“Primero probé el Gamalate B6 y no sirvió para nada, pero Ritalín fue otra cosa. Puedo estudiar 5 horas seguidas sin problemas, cosa que sin el remedio no podría hacer”, explica.
David está consciente de las contraindicaciones, pero asegura que el Ritalín es un medio para salir rápido de la universidad y que en unos años más se preocupará de solucionar las consecuencias que provoque su consumo.
Una idea equivocada que el neurólogo Tomás Mesa descarta de plano. “Sin la supervisión de un médico es muy peligroso: puede llegar a provocar incluso la muerte, porque es un derivado de la anfetamina”, explica.
Otros remedios que también son utilizados por estudiantes para estar frente a los libros muchas horas seguidas son Aradix Retard, Glutacyl y Alertex.
Pero también existen algunas opciones naturales, como el Gamalate B6, Pharmaton, Acebral, los que según el doctor Tomás Mesa, no tienen mayores contraindicaciones.
“El Mentix se parece a la coca”
Alejandro Martínez, cardiólogo de la Universidad Católica, fue claro al explicar que cuando se toma modafinilo (compuesto del Mentix), hay que tener claro que es tóxico, ya que produce entre otras cosas arritmia cardiaca y alzas de presión.
“Si se toman varias pastillas de Mentix a la vez, los efectos en el corazón son los mismos que los de la cocaína, ya que produce hiperactividad e infartos en el cerebro”, dice.
El doctor Martínez cree que lo más probable es que en algún tiempo más este tipo de remedios se prohíba, ya que sus efectos son similares a otros fármacos que ya se retiraron de las estanterías de las farmacias.
“Lamentablemente estos medicamentos se están poniendo de moda entre los estudiantes universitarios. En el hospital han llegado varios jóvenes con problemas cardiacos graves, provocados por el consumo indiscriminado de estos remedios”, cuenta el doctor.
Aunque el efecto de estos remedios asegura largas horas de concentración y posiblemente una buena nota, es importante analizar el costo-beneficio de su consumo, ya que puede que no valga la pena arriesgar la salud por lograr unas horas extra de estudio.

Las curiosidades de El lobo de Wall Street que no sabías

“Me llamo Jordan Belfort y crear riqueza no tiene secretos para mi; no importa quien sea; no importa de donde venga; usted también puede volverse económicamente independiente en cuestión de meses… solo necesita una estrategia”. Se trata de una de las frases de la exitosa película de El Lobo de Wall Street, un filme de Martin Scorsese que se estrenó en el 2013 repleto de excesos, diversión y descontrol inmaduro. Desde su estreno, el filme no ha dejado de estar presente en la boca de los cinéfilos y se ha convertido en una de las películas que no debes perderte.

Si eres uno de los que se ha enganchado a esta  historia exuberante seguro que estás ansioso por saber más de la película y conocer las curiosidades de El lobo de Wall Street.

Curiosidades de El lobo de Wall Street: la polémica

El protagonista de El lobo de Wall Street, Leonardo DiCaprio tendrá que ir a juicio para declarar por dar vida al estafador Jordan Belfort en la película según ordenó el juez de la Corte de Long Island (Nueva York). Aunque parezca una broma de mal gusto, el actor estadounidense esta citado a declarar ante una demanda por difamación presentada por un ex-ejecutivo de Stratton Oakmont debido a su presunta representación en la película.

El demandante es Andrew Greene, quien presentó una demanda millonaria en el 2014 tras el estreno de la película, ya que, tal y como afirma, se siente “difamado en la película debido a la interpretación del actor Paul Jeffrey Byrne”, quién le interpretaba con el personaje Nicky ‘Rugrat’ Koskoff. Además el demandante aseguro que en la película se refleja una imagen de él “de borracho y degenerado”.

Pero, ¿por qué tiene que declarar DiCaprio? Porque el demandante exige una indemnización de 13 millones de euros a varias productoras de Hollywood, entre ellas Appian Way, la empresa del propio actor. Según los abogados del protagonista del filme, aseguran que DiCaprio “no escribió el guion y que no existen antecedentes acerca de que haya jugado un rol a la hora de decidir si el contenido presuntamente difamatorio debía o no incluirse en la película”. Mientras que la defensa de Greene asegura que “Scorsese y el guionista Terence Winter se reunieron regularmente con DiCaprio para discutir el guion”.

Curiosidades de El lobo de Wall Street: ¿Cómo surgió la historia?

Una de las curiosidades de El lobo de Wall Street es conocer cómo llegó esta historia a la gran pantalla. Pues bien, esta película es la adaptación de la novela El lobo de Wall Street escrita por Jordan Belfort, el auténtico lobo y el personaje al que interpreta DiCaprio. Belfort fue un corredor de bolsa que llegó al mundo de las finanzas en 1987 y en un año consiguió el control de Stratton Oakmont, una de las agencias de corredores mas relevantes a nivel internacional. Según indican, se hizo famoso por organizar fiestas sin control incluso dentro de a oficina y por ser un gran adicto a las drogas y a las mujeres. Por si fuera poco, además presumía de la gran cantidad de dinero que poseía, ya que ganaba en tres minutos más de 12 millones de dólares.

Lo que no sabes…

Cómo toda película, el rodaje esconde varias anécdotas que quizás aún no conozcas. A continuación, vas a descubrir algunas curiosidades de El lobo de Wall Street

  • Para el rodaje de las escenas en las que se consumía cocaína, los actores en realidad aspiraban vitamina B molida.
  • El director de fotografía para dotar de más realismo a las escenas utilizaba lentes normales si el personaje se encontraba sobrio, mientras que si estaba bajo efectos de sustancias utilizaba lentes que distorsionan la imagen.
  • En la escena en la que aparece Matthew McConaughey interpretando un ritual junto a DiCaprio es realmente el ritual que utiliza el actor para el calentamiento previo antes de actuar. Este gesto consiste en golpearse el pecho y tararear una melodía mientras habla con Belfort.
  • La actriz Margot Robbie, la mujer de Belfort, confesó que en una escena en la que debía abofetear a DiCaprio, lo hizo de manera mucho más violenta de lo planeado y le dio el guantazo de verdad.
  • En alguna escena subida de tono, algunos actores como Margot se tomaban un chupito, incluso dos de tequila para quitar los nervios a la hora de rodar.
  • DiCaprio trabajó con el propio Jordan Belfort quien le ayudó a preparar su papel mostrándole cual era su comportamiento en la vida real.
  • El lobo original, fue en la realidad condenado a 22 meses de cárcel por hacer un robo de más de 110 millones de dólares.